35 Versículos Bíblicos sobre el Miedo y Temor

Versículos Bíblicos sobre la Miedo y Temor
Versículos Bíblicos sobre la Miedo y Temor

Este post contiene Versículos Bíblicos que hablan sobre el Miedo y el Temor en citas de la escritura. Versión RVA 2015Lee También: 15 Versículos Bíblicos sobre la Mansedumbre.

Génesis 15:1

Después de estas cosas vino la palabra del SEÑOR a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram. Yo soy tu escudo, y tu galardón será muy grande (Gé 15:1).

Génesis 26:24

Y aquella noche se le apareció el SEÑOR y le dijo: Yo soy el Dios de tu padre Abraham; no temas, porque yo estoy contigo. Yo te bendeciré y multiplicaré tu descendencia por amor de mi siervo Abraham (Gé 26:24).

Génesis 46:3

Le dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre. No temas descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación (Gé 46:3).

Éxodo 14:13

Y Moisés respondió al pueblo: ¡No teman! Estén firmes y verán la liberación que el SEÑOR hará a favor de ustedes. A los egipcios que ahora ven, nunca más los volverán a ver (Éx 14:13).

Deuteronomio 1:29-30

Entonces les dije: ‘No se aterroricen ni tengan temor de ellos. El SEÑOR, su Dios, quien va delante de ustedes, él combatirá por ustedes de la manera que lo hizo por ustedes en Egipto ante sus propios ojos (Dt 1:29-30).

Deuteronomio 3:22

No les teman, porque el SEÑOR su Dios, él es el que combate por ustedes (Dt 3:22).

Deuteronomio 20:1

Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos y veas caballos y carros, un pueblo más numeroso que tú, no tengas temor de ellos, porque contigo está el SEÑOR tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto (Dt 20:1).

Deuteronomio 31:6

¡Esfuércense y sean valientes! No tengan temor ni se aterroricen de ellos, porque el SEÑOR tu Dios va contigo. Él no te abandonará ni te desamparará (Dt 31:6).

Deuteronomio 31:8

El SEÑOR es quien va delante de ti. Él estará contigo; no te dejará ni te desamparará. ¡No temas ni te atemorices! (Dt 31:8).

Josué 1:9

¿No te he mandado que te esfuerces y seas valiente? No temas ni desmayes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo dondequiera que vayas (Jos 1:9).

Josué 10:8

Y el SEÑOR dijo a Josué: No tengas temor de ellos, porque yo los he entregado en tu mano. Ninguno de ellos podrá resistir delante de ti (Jos 10:8).

Josué 11:6

Pero el SEÑOR dijo a Josué: No tengas temor de ellos, porque mañana a esta hora yo entregaré muertos a todos ellos, delante de Israel. Dejarás cojos a sus caballos y quemarás sus carros (Jos 11:6).

2 Crónicas 20:15

Y dijo: “Oigan, todo Judá y habitantes de Jerusalén, y tú, oh rey Josafat, así les ha dicho el SEÑOR: ‘No teman ni desmayen delante de esta multitud tan grande, porque la batalla no será suya, sino de Dios (2 Cr 20:15).

2 Crónicas 20:17

En esta ocasión, ustedes no tendrán que luchar. Deténganse, estense quietos y vean la victoria que el SEÑOR logrará para ustedes. ¡Oh Judá y Jerusalén, no teman ni desmayen! ¡Salgan mañana a su encuentro, y el SEÑOR estará con ustedes! (2 Cr 20:17).

2 Crónicas 32:7

Esfuércense y sean valientes; no teman ni desmayen ante el rey de Asiria ni ante toda la multitud que viene con él; porque más poderoso es el que está con nosotros que el que está con él (2 Cr 32:7).

Salmos 23:4

Aunque ande en valle de sombra de muerte no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo. Tu vara y tu cayado me infundirán aliento (Sal 23:4).

Salmos 27:1

El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿de quién me he de atemorizar? (Sal 27:1).

Salmos 34:4

Yo busqué al SEÑOR, y él me oyó y de todos mis temores me libró (Sal 34:4).

Salmos 56:3

El día en que tengo temor yo en ti confío (Sal 56:3).

Salmos 118:6

El SEÑOR está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre (Sal 118:6).

Isaías 12:2

¡He aquí, Dios es mi salvación! Confiaré y no temeré, porque el SEÑOR es mi fortaleza y mi canción; él es mi salvación (Is 12:2).

Isaías 35:4

Digan a los de corazón apocado: “¡Fortalézcanse; no teman! He aquí que su Dios viene con venganza y retribución divina. Él mismo vendrá y los salvará” (Is 35:4).

Isaías 41:10

No temas, porque yo estoy contigo. No tengas miedo, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, y también te ayudaré. También te sustentaré con la diestra de mi justicia (Is 41:10).

Isaías 41:13

Porque yo, el SEÑOR, soy tu Dios que te toma fuertemente de tu mano derecha y te dice: ‘No temas; yo te ayudo (Is 41:13).

Isaías 43:1

Pero ahora, así ha dicho el SEÑOR, el que te creó, oh Jacob; el que te formó, oh Israel: No temas, porque yo te he redimido. Te he llamado por tu nombre; tú eres mío (Is 43:1).

Isaías 44:2

Así ha dicho el SEÑOR, tu Hacedor, el que te formó desde el vientre y el que te ayudará: No temas, oh siervo mío Jacob; y tú, oh Jesurún, a quien yo escogí (Is 44:2).

Isaías 51:12

Yo soy, yo soy su Consolador. ¿Quién eres tú para que temas al hombre, que es mortal; al hijo del hombre, que es tratado como el pasto? (Is 51:12).

Jeremias 1:8

No tengas temor de ellos, porque yo estaré contigo para librarte, dice el SEÑOR (Jr 1:8).

Jeremias 46:27

Pero tú no temas, oh siervo mío Jacob, ni desmayes, oh Israel. Porque he aquí, yo soy el que te salva desde lejos; y a tu descendencia, de la tierra de su cautividad. Jacob volverá y estará tranquilo; estará confiado, y no habrá quien lo atemorice (Jr 46:27).

Daniel 10:12

Y me dijo: Daniel, no temas, porque tus palabras han sido oídas desde el primer día que dedicaste tu corazón a entender y a humillarte en presencia de tu Dios. Yo he venido a causa de tus palabras (Da 10:12).

Lucas 12:32

No teman, manada pequeña, porque a su Padre le ha placido darles el reino (Lc 12:32).

Hageo 2:5

Según el pacto que hice con ustedes cuando salieron de Egipto, mi Espíritu estará en medio de ustedes. No teman (Hag 2:5).

Romanos 8:15

Pues no recibieron el espíritu de esclavitud para estar otra vez bajo el temor sino que recibieron el espíritu de adopción como hijos, en el cual clamamos: “¡Abba, Padre!” (Rom 8:15).

Romanos 8:31

¿Qué, pues, diremos frente a estas cosas? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? (Rom 8:31).

2 Timoteo 1:7

Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía sino de poder, de amor y de dominio propio (2 Tim 1:7).

Lee También: 35 Versículos de la Biblia sobre la Alegría, Felicidad o Gozo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.