7 Nombres de Jesús en el Evangelio de Juan y sus Significados

Nombres de Jesús en el Evangelio de Juan
7 Nombres de Jesús en el Evangelio de Juan y sus Significados.

Este corto Estudio Bíblico te dará una explicación resumida de los 7 Nombre de Jesús que encontramos Juan y sus significados. Lee También: Los 12 Apóstoles de Jesús – Características y Hechos Importantes.

El Hijo del Hombre

Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre (Juan 6:27).

Este título es mencionado 78 veces en los evangelios y Cristo usaba frecuentemente para referirse a él mismo. Por lo tanto, con este título Cristo no sólo afirma su fraternidad con los hombres o insistir en su condición humana, pues al mismo tiempo dejó claro su condición de Deidad (Lc 5:4). Este término lo define como representante de la humanidad delante de Dios, “el último Adán” o el “segundo hombre” el cual vino del cielo, ya que el primer Adán era terrenal (1 Co 15:45-47).

El Pan de Vida

Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás (Juan 6:35).

Al hablar del Pan, Cristo se refería al alimento diario. Por esta razón, en forma de parábola quiso hacer entender al público que lo estaba escuchando, que de igual manera que el hombre necesita el pan físico para mantener su vida física, así también necesita alimentarse de la palabra de Dios y de su relación con Cristo para mantener su vida Espiritual.

La Luz del Mundo

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida (Juan 8:12).

La luz es símbolo de la verdad espiritual y Jesucristo es la única Verdad (Jn 14:6). Cristo es la luz que nos capacita para conocer la salvación (2 Co 4:6). Por lo tanto, al aceptarlo a Él somos hechos hijos de luz (1 Tes 5:5-6). La luz también se identifica con la santidad de Dios (1 Ti 6:16), de esta manera constituye una norma ética, pues un hijo de luz no puede estar en tinieblas (Ef 5:8).

La Puerta de las Ovejas

Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas (Juan 10:7).

Este término Cristo lo uso metafóricamente para decir que el es la única entrada al Reino de los cielos y la única puerta de Salvación del hombre “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo (Jn 10:9)”.

El Buen Pastor

Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas (Juan 10:11).

El Señor Jesús apropio de las imágenes proféticas del Mesías en el Antiguo Testamento para decirnos que Él es quien nos cuida, nos guía y nos apacienta. De igual manera que una oveja necesita ser cuidada y dirigida por su pastor, nosotros como cristianos somos esas ovejas que necesitamos ser cuidadas y dirigidas por nuestro gran pastor Jesucristo.

La Resurrección y la Vida

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá (Juan 11:25).

Con estas palabras el Señor Jesús no solo quiso decir que el es la Vida, sino que también tiene poder sobre la muerte. El es el creador de la vida, por lo tanto aquel que es la vida sin duda es el único que puede restaurarla. Por otra parte, hablando en términos más espirituales, el Señor Jesús es quien da vida al hombre que está muerto en pecado, por medio de la fe en Él y quien también levantara de la muerte a todos los que murieron creyendo en Él.

El Camino la Verdad y La Vida

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí (Juan 14:6).

De esta manera, Jesús nos dice que es el método, el mensaje y el significado para todo ser viviente en la tierra. Por lo cual, mediante este título resume el propósito por el cual vino al mundo. Por ser el Camino, Jesús es nuestra senda al Padre, por ser la Verdad, es la realidad de todas las promesas de Dios, por ser la Vida, une su vida a la nuestra, tanto ahora como eternamente.

La Vid Verdadera

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador (Juan 15:1).

Este título tiene una importante segunda parte: “vosotros sois los pámpanos”. De la misma manera que ocurre con mucho de sus otros nombre , el Señor Jesús nos recuerda que así como los pámpanos obtienen vida de la vid y no pueden vivir separados de ella, de igual manera dependemos de Cristo para obtener vida espiritual.

Lee También: ¿Qué es el Ayuno según la Biblia?

Te ha sido de utilidad este tema?
[Total: 0 Average: 0]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.