37 Versículos de Animo y Aliento en la Biblia

Versículos de animo para jóvenes, versículos de aliento, versículos bíblicos de animo, textos bíblicos de animo, citas bíblicas de animo, versos bíblicos de animo, textos biblicos de aliento,  palabras bíblicas de aliento
Versículos Bíblicos de Animo y Aliento

Muchas veces nos encontramos un poco tristes y desanimados, para esos momentos en que necesitas ayuda en la palabra de Dios y recordar que es Él quien te sostiene este articulo con 37 Versículos de Animo y Aliento. RVA Versión 2015.

Génesis 28:15

He aquí que yo estoy contigo; yo te guardaré por dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra. No te abandonaré hasta que haya hecho lo que te he dicho (Ge 28:15).

Josué 1:9

¿No te he mandado que te esfuerces y seas valiente? No temas ni desmayes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo dondequiera que vayas (Jos 1:9).

Deuteronomio 20:1

Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos y veas caballos y carros, un pueblo más numeroso que tú, no tengas temor de ellos, porque contigo está el SEÑOR tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto (Dt 20:1).

Deuteronomio 31:8

El SEÑOR es quien va delante de ti. Él estará contigo; no te dejará ni te desamparará. ¡No temas ni te atemorices! (Dt 31:8).

Salmo 23:4

Aunque ande en valle de sombra de muerte no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo. Tu vara y tu cayado me infundirán aliento (Sal 23:4).

Salmo 27:1

El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿de quién me he de atemorizar? (Sal 27:1).

Salmo 31:24

Esfuércense, todos ustedes los que esperan en el SEÑOR, y tome aliento su corazón (Sal 31:24).

Salmo 32:8

Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar. Sobre ti fijaré mis ojos (Sal 32:8).

Salmo 46:7

El SEÑOR de los Ejércitos está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob (Sal 46:7).

Salmo 90:17

Sea sobre nosotros la gracia del SEÑOR nuestro Dios.La obra de nuestras manos confirma entre nosotros; sí, confirma la obra de nuestras manos (Sal 90:17).

Salmo 121:1-2

Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene del SEÑOR, Que hizo los cielos y la tierra (Sal 121:1-2).

Isaías 40:31

Pero los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; levantarán las alas como águilas. Correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán (Is 40:31).

Isaías 43:1

Pero ahora, así ha dicho el SEÑOR, el que te creó, oh Jacob; el que te formó, oh Israel: “No temas, porque yo te he redimido. Te he llamado por tu nombre; tú eres mío (Is 43:1).

Isaías 43:2

Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y cuando pases por los ríos, no te inundarán. Cuando andes por el fuego, no te quemarás ni la llama te abrasará (Is 43:2).

Isaías 43:4

Puesto que ante mis ojos tú eres de gran estima, y eres honorable, y yo te amo, daré hombres por ti, y pueblos por tu vida (Is 43:4).

Isaías 44:6

Así ha dicho el SEÑOR, Rey de Israel, y su Redentor, el SEÑOR de los Ejércitos: “Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios (Is 44:6).

Isaías 51:12

Yo soy, yo soy su Consolador. ¿Quién eres tú para que temas al hombre, que es mortal; al hijo del hombre, que es tratado como el pasto? (Is 51:12).

Jeremías 1:8

No tengas temor de ellos, porque yo estaré contigo para librarte, dice el SEÑOR (Jr 1:8).

Mateo 11:28

Vengan a mí, todos los que están fatigados y cargados, y yo los haré descansar (Mt 11:28).

Lucas 12:6-7

¿No se venden cinco pajaritos por dos moneditas? Pues ni uno de ellos está olvidado delante de Dios. Pero aun los cabellos de la cabeza de ustedes están todos contados. No teman; más valen ustedes que muchos pajaritos (Lc 12:6-7).

Juan 14:27

La paz les dejo, mi paz les doy. No como el mundo la da yo se la doy a ustedes. No se turbe su corazón ni tenga miedo (Jn 14:27).

Juan 15:19

Si fueran del mundo, el mundo amaría lo suyo. Pero ya no son del mundo sino que yo los elegí del mundo; por eso el mundo los aborrece (Jn 15:19).

Juan 16:33

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo (Jn 16:33).

Romanos 8:31

¿Qué, pues, diremos frente a estas cosas? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? (Ro 8:31).

Romanos 8:37

Más bien, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó (Ro 8:37).

Romanos 15:5

Y el Dios de la perseverancia y de la exhortación les conceda que tengan el mismo sentir los unos por los otros según Cristo Jesús (Ro 15:5).

1 Corintios 15:58

Así que, hermanos míos amados, estén firmes y constantes, abundando siempre en la obra del Señor, sabiendo que su arduo trabajo en el Señor no es en vano (1 Co 15:58).

1 Corintios 16:13

Vigilen; estén firmes en la fe; sean valientes y esfuércense (1 Co 16:13).

2 Corintios 1:3-4

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones. De esta manera, con la consolación con que nosotros mismos somos consolados por Dios, también nosotros podemos consolar a los que están en cualquier tribulación (2 Co 1:3-4).

2 Corintios 1:5

Porque de la manera que abundan a favor nuestro las aflicciones de Cristo, así abunda también nuestra consolación por el mismo Cristo (2 Co 1:5).

Filipenses 4:7

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús (Filipenses 4:7).

1 Tesalonicenses 5:11

Por lo cual, anímense los unos a los otros y edifíquense los unos a los otros, así como ya lo hacen (1 Tes 5:11).

2 Timoteo 1:7

Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía sino de poder, de amor y de dominio propio (2 Ti 1:7)

1 Pedro 5:7

Echen sobre él toda su ansiedad porque él tiene cuidado de ustedes (1 Pedro 5:7).

1 Juan 4:4

Hijitos, ustedes son de Dios, y los han vencido, porque el que está en ustedes es mayor que el que está en el mundo (1 Jn 4:4).

1 Juan 5:4

Porque todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe (1 Jn 5:4).

Apocalipsis 7:16-17

No tendrán más hambre, ni tendrán más sed, ni caerá sobre ellos el sol ni ningún otro calor; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará y los guiará a fuentes de agua viva, y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos (Ap 7:16-17).

Versículos de animo para jóvenes, versículos de aliento, versículos bíblicos de animo, textos bíblicos de animo, citas bíblicas de animo, versos bíblicos de animo, textos bíblicos de aliento,  palabras bíblicas de aliento
Te ha sido de utilidad este tema?
[Total: 33 Average: 4.3]

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.