¿Qué dice la Biblia Sobre los Tatuajes?

¿Qué dice la Biblia Sobre los Tatuajes? - Origen y Significado
¿Qué dice la Biblia acerca de los Tatuajes? – Origen y Significado.

Hoy en día vemos que marcarse el cuerpo es una moda muy popular en el mundo. Pero también, podemos ver que hasta miembros de iglesias liberales se marcan el cuerpo con estos tatuajes. A continuación vamos a ver ¿Qué significa la palabra Tatuar? ¿Cuál es el origen de los tatuajes? ¿Cuál es el significado que hay detrás de ellos? y que dice la Palabra de Dios acerca de este tema. Lee También: ¿Qué es la Sabiduría de Dios Según la Biblia?

¿Qué significa la palabra Tatuaje?

La palabra Tatuaje o Tatuar proviene del vocablo “Tatau” que significa “Marcar”, y se incorpora al español a través de la palabra francesa “Tatouage”.

¿De dónde provienen los Tatuajes y Cuál es su Significado?

De acuerdo a datos de la historia, la antigua cultura egipcia utilizaba los tatuajes con fines ceremoniales, para rendir culto a lo que ellos llamaban dioses.

Por otro lado, entre las culturas griega y romana, los tatuajes eran utilizados para demostrar jerarquía militar, posición social o simplemente para demostrar la propiedad sobre un esclavo.

En la cultura Asiática, el tatuaje tiene su origen en el año 1.000 a.C., cuando comenzó a entrar por las rutas comerciales de la India, China y Japón. Pero lo más relevante, es que en la cultura Japonesa el tatuaje era utilizado como una forma de marcar a los criminales, o tiempo después usado por la mafia llamada los Yakuza, como símbolo de valentía y lealtad a la mafia.

En los Nativos norteamericanos el tatuaje era un rito simbólico, asociado al mundo religioso y mágico. Mientras que en América Central era una práctica usada por los aztecas quienes se tatuaban imágenes de quienes ellos consideraban sus dioses.

¿Qué dice la Biblia sobre los tatuajes?

Analizando lo que leímos anteriormente podemos darnos cuenta que los tatuajes tienen un origen oscuro, basado en rendir culto, a lo que estas culturas antiguas llamaban dioses, pero a los que la Biblia claramente llama demonios (Dt 32:17; 1 Co 10:20).

Por esta razón, el Señor le dejo muy claro al pueblo de Israel que esas señales o marcas que se imprimían en la piel las naciones paganas, era un culto a sus ídolos muertos.

Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo Jehová (Levítico 19:28).

Como cristianos, siendo lavados por la sangre de Jesucristo, no podemos participar de las cosas del mundo y de las cosas de Dios al mismo tiempo. Porque la Biblia enseña que el fin de esta práctica era el culto a los ídolos muertos o demonios.

No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios (1 Corintios 10:21).

Hoy en día, no puede ser posible que una persona haciéndose llamar cristiano o cristiana (seguidor de Cristo), tenga deseos en su corazón de imprimir estas señales satánicas, las cuales van en contra de la voluntad de Dios. Por lo tanto, esto da a entender dos cosas: “su vida espiritual está muerta (sin oración, ni lectura de la palabra)” o “nunca ha nacido de nuevo”.

Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo (1 Pedro 1:14-16).

Por otro lado, si ya viniste a Cristo con tatuajes en tu cuerpo no tienes por qué preocuparte, no es necesario quitarlos pues ya Dios te ve como un hombre nuevo y limpio.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas (2 Corintios 5:17).

En conclusión, la Biblia nos dice “Glorificad a Dios en vuestro cuerpo” (1 Corintios 6:19-20). Por lo Tanto, guardemos nuestros cuerpos porque es templo del Espíritu Santo.

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es (1 Corintios 3:16-17).

Lee También: ¿Qué es la Gracia de Dios según la Biblia?

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 2 Average: 5]

7 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.