Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo

Juan 3:16 Reina Valera 1960

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.


Juan 3:16 Nueva Versión Internacional – NVI

Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.


Juan 3:16 Nueva Traducción Viviente – NTV

Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.


Juan 3:16 Traducción en Lenguaje Actual – TLA

Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna.


Juan 3:16 La Palabra (Hispanoamérica)

Tanto amó Dios al mundo, que no dudó en entregarle a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino tenga vida eterna.

Juan 3:16 – Explicación Corta y Reflexiva

Juan 3:16 es uno de los versículos más conocidos y memorizados en la Biblia. El versículo dice: «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna«.

Este versículo es una declaración del amor de Dios por el mundo y su deseo de que todas las personas tengan vida eterna. El versículo se refiere al sacrificio de Jesucristo, el Hijo unigénito de Dios, en la cruz para pagar por los pecados de la humanidad. Al creer en Jesucristo y en su sacrificio, las personas pueden recibir el perdón de sus pecados y la vida eterna.

En un sentido más amplio, este versículo es un recordatorio para los cristianos de la gran extensión del amor de Dios y su deseo de salvación para todas las personas. Dios ha hecho una oferta de salvación gratuita para todos los que creen en Jesús, es una oportunidad de tener una relación personal con él y de recibir vida eterna.

Además, este versículo es una invitación a aceptar el amor y la oferta de salvación de Dios, a creer en Jesucristo y en su sacrificio como el único medio para la salvación, a arrepentirse de los pecados y a confiar en él para la vida eterna.

En resumen, Juan 3:16 es un versículo poderoso que nos recuerda el amor de Dios por el mundo, su deseo de salvación para todas las personas y su oferta de vida eterna a través de Jesucristo, nos invita a aceptar esa oferta y creer en él, y a vivir en arrepentimiento y confianza en él para la vida eterna.

Otros Versículos Destacados: