Vosotros sois la Luz del Mundo – Reflexión en la Biblia

Vosotros sois la Luz del Mundo
Vosotros sois la Luz del Mundo.

Este Estudio Bíblico te dará una explicación sobre el significado de la Palabra en Mateo 5:14-16, donde Jesús le dice a sus discípulos que son “la luz del mundo”. Lee También: Vosotros sois La Sal de la Tierra – Reflexión en Mateo 5:13.

Vosotros sois la Luz del Mundo – Mateo 5:14-16

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos (Mateo 5:14-16).

Vosotros sois la Luz del Mundo – Reflexión

Primeramente tenemos que decir que al hablar de la “Luz” en la Biblia es sinónimo de Jesucristo, porque Él es la única fuente de luz y solo con Cristo en nuestras vidas podemos ser Luz.

Por lo tanto, el Señor Jesús, después de hablarle hablado a sus discípulos cuáles eran las verdaderas cualidades de un servidor de Dios por medio de las Bienaventuranzas (Mt 5:3-12), les dijo: “vosotros sois la luz del mundo”.

En pocas palabras el Señor Jesús les quiso decir, que si eran humildes para buscar a Dios (Mt 5:3), se habían arrepentido con sinceridad de sus pecados (Mt 5:4), tenían mansedumbre (Mt 5:5), hambre y sed por conocimiento de Dios (Mt 5:6), practicaban la misericordia (Mt 5:7), habían limpiado su corazón de la maldad (Mt 5:7), eran pacificadores (Mt 5:8) y si además estaban dispuestos a padecer persecuciones y vituperios por causa de la fe en su nombre, entonces eran Luz para este mundo.

También les dijo, “una ciudad en la cima de una montaña no se puede esconder” (Mt 5:14). De esta manera, les quiso dar a entender que no podían callar la verdad del Evangelio al mundo y que tenían que hacer la diferencia por medio de su testimonio de vida a una generación maligna y perversa (Filip 2:15).

Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (Efesios 5:8).

Nosotros como servidores de Cristo tenemos que mostrar la luz que hay en nuestras vidas a través de nuestra conducta. Pero también, debemos denunciar el pecado y las obras de las tinieblas (Ef 5:11), de la misma forma que el Profeta Juan el Bautista denunciaba el pecado en su momento, el cual, era luz que resplandecía en medio de su generación.

El era antorcha que ardía y alumbraba; y vosotros quisisteis regocijaros por un tiempo en su luz (Juan 5:35).

Por otro lado, El Señor Jesús les dijo, “la luz no se enciende para ponerse debajo de un almud sino sobre un candelero y sirva para alumbrar a los demás” (Mt 5:15). Enseñando de esta manera, la función principal de la luz, la cual es alumbrar todo lugar que está en tinieblas. Porque resultaría ilógico que se encienda una luz para taparla con una caja. De esta manera, no podemos esconder la luz que hay en nosotros callando la verdad, haciendo lo que el mundo hace, dejando que el pecado empañe nuestra luz o no fijándonos de las necesidades de los demás.

El Señor Jesús también nos dice que “nuestra luz alumbre delante de los demás, para que vean nuestras buenas obras y Glorifiquen al Padre que está en los cielos” (Mt 5:16). Por esta razón, la Biblia dice que “somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Ef 2:10).

En conclusión, solo en teniendo un encuentro con Jesucristo y permitiendo que Él cambie nuestras vidas, el hombre puede ser verdadera Luz para otros. Porque no se puede ser luz estando en idolatría, fornicación, adulterio, inmoralidad o cualquier tipo de pecados que anda el mundo, debido que Dios es Luz y no tinieblas en Él.

Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado (1 Juan 1:5-7).

Lee También: Todo lo Puedo en Cristo que me Fortalece – Reflexión en la Biblia.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 0 Average: 0]
" data-link="https://twitter.com/intent/tweet?text=Vosotros+sois+la+Luz+del+Mundo+-+Reflexi%C3%B3n+en+la+Biblia&url=https%3A%2F%2Frecursoscristianosweb.com%2Freflexiones%2Fvosotros-sois-la-luz-del-mundo%2F&via=">">Twittear
0 Compartir

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.