50 Versículos Bíblicos sobre la Salvación

Versículos Bíblicos sobre la Salvación
Versículos Bíblicos sobre la Salvación.

El siguiente articulo contiene 50 Citas Bíblicas sobre la Salvación. Lee También: 30 Versículos Bíblicos sobre La Vida Eterna.

Éxodo 15:2

El SEÑOR es mi fortaleza y mi canción; él ha sido mi salvación. ¡Este es mi Dios! Yo lo alabaré. ¡El Dios de mi padre! A él ensalzaré (Éx 15:2).

2 Samuel 22:47

¡Viva el SEÑOR! ¡Bendita sea mi Roca! Sea ensalzado Dios, la roca de mi salvación (2 Sa 22:47).

Salmos 3:8

Del SEÑOR viene la salvación. ¡Sobre tu pueblo sea tu bendición! (Salmos 3:8).

Salmos 25:5

Encamíname en tu verdad y enséñame porque tú eres el Dios de mi salvación. En ti he esperado todo el día (Sal 25:5).

Salmos 27:1

El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿de quién me he de atemorizar? (Sal 27:1).

Salmos 80:19

Oh SEÑOR Dios de los Ejércitos, ¡restáuranos! Haz resplandecer tu rostro y seremos salvos (Sal 80:19).

Isaías 12:2

¡He aquí, Dios es mi salvación! Confiaré y no temeré, porque el SEÑOR es mi fortaleza y mi canción; él es mi salvación” (Is 12:2).

Isaías 25:9

Se dirá en aquel día: “¡He aquí, este es nuestro Dios! En él hemos esperado, y él nos salvará: ¡Este es el SEÑOR! En él hemos esperado. ¡Gocémonos y alegrémonos en su salvación!” (Is 25:9).

Isaías 33:22

Porque el SEÑOR es nuestro Juez; el SEÑOR es nuestro Legislador. El SEÑOR es nuestro Rey; él mismo nos salvará (Is 33:22).

Miqueas 7:7

Pero yo miraré al SEÑOR; esperaré en el Dios de mi salvación. ¡Mi Dios me escuchará! (Mi 7:7).

Mateo 1:21

Ella dará a luz un hijo; y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados (Mt 1:21).

Mateo 7:13-14

Entren por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella. Pero ¡qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y son pocos los que la hallan (Mt 7:13-14).

Mateo 10:22

Y serán aborrecidos de todos por causa de mi nombre. Pero el que persevere hasta el fin, este será salvo (Mt 10:22).

Mateo 24:13

Pero el que persevere hasta el fin, este será salvo (Mt 24:13).

Marcos 16:16

El que cree y es bautizado será salvo; pero el que no cree será condenado (Mr 16:16).

Marcos 8:35

Porque el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio la salvará (Mr 8:35).

Lucas 1:68-69

Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo. Ha levantado para nosotros un Salvador poderoso en la casa de su siervo David (Lc 1:68-69).

Lucas 2:10-12

No teman, porque he aquí les doy buenas noticias de gran gozo que serán para todo el pueblo: que hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es Cristo el Señor. Y esto les servirá de señal: Hallarán al niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre (Lc 2:10-12).

Lucas 19:10

Porque el Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido (Lc 19:10).

Juan 3:17

Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo sino para que el mundo sea salvo por él (Jn 3:17).

Juan 10:9

Yo soy la puerta. Si alguien entra por mí será salvo; entrará, saldrá y hallará pastos (Jn 10:9).

Juan 14:6

Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí (Jn 14:6).

Hechos 2:21

Y sucederá que todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo (Hch 2:21).

Hechos 4:12

Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos (Hch 4:12).

Hechos 16:31

Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesús y serás salvo, tú y tu casa (Hch 16:31).

Hechos 13:47

Porque así nos ha mandado el Señor: Te he puesto por luz a los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra (Hch 13:47).

Romanos 1:16

Porque no me avergüenzo del evangelio pues es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primero y también al griego (Rom 1:16).

Romanos 5:7-8

Difícilmente muere alguno por un justo. Con todo, podría ser que alguno osara morir por el bueno. Pero Dios demuestra su amor para con nosotros en que, siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros (Rom 5:7-8).

Romanos 5:9-10

Luego, siendo ya justificados por su sangre, cuánto más por medio de él seremos salvos de la ira. Porque si cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, cuánto más, ya reconciliados, seremos salvos por su vida (Rom 5:9-10).

Romanos 10:9-10

que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y si crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se hace confesión para salvación (Rom 10:9-10).

Romanos 10:13

Porque todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo (Rom 10:13).

1 Corintios 1:18

Porque para los que se pierden, el mensaje de la cruz es locura; pero para nosotros que somos salvos, es poder de Dios (1 Co 1:18).

Efesios 1:13

En él también ustedes, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de su salvación, y habiendo creído en él, fueron sellados con el Espíritu Santo que había sido prometido (Ef 1:13).

Efesios 2:8-9

Porque por gracia son salvos por medio de la fe; y esto no de ustedes pues es don de Dios. No es por obras, para que nadie se gloríe (Ef 2:8-9).

Filipenses 2:12

De modo que, amados míos, así como han obedecido siempre no solo cuando yo estaba presente sino mucho más ahora en mi ausencia, ocúpense en su salvación con temor y temblor (Filip 2:12).

Filipenses 3:20

Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos ardientemente al Salvador, el Señor Jesucristo (Filip 3:20).

1 Timoteo 1:15

Fiel es esta palabra y digna de toda aceptación: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero (1 Tim 1:15).

2 Timoteo 1:8-9

Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor ni de mí, prisionero suyo. Más bien, sé partícipe conmigo de los sufrimientos por el evangelio, según el poder de Dios. Fue él quien nos salvó y nos llamó con santo llamamiento, no conforme a nuestras obras sino conforme a su propio propósito y gracia, la cual nos fue dada en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo (2 Tim 1:8-9).

2 Timoteo 1:10

Y ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Cristo Jesús. Él anuló la muerte y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por medio del evangelio (2 Tim 1:10).

Tito 2:11-12

Porque la gracia salvadora de Dios se ha manifestado a todos los hombres enseñándonos a vivir de manera prudente, justa y piadosa en la edad presente, renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas (Tit 2:11-12).

Tito 2:13

Aguardando la esperanza bienaventurada, la manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo (Tit 2:13).

Tito 3:5

Él nos salvó, no por las obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino según su misericordia; por medio del lavamiento de la regeneración y de la renovación del Espíritu Santo (Tit 3:5).

1 Tesalonicenses 5:9

Porque no nos ha puesto Dios para ira sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo (1 Ts 5:9).

Hebreos 5:9

Y habiendo sido perfeccionado, llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen (Heb 5:9).

Hebreos 7:25

Por esto también puede salvar por completo a los que por medio de él se acercan a Dios, puesto que vive para siempre para interceder por ellos (Heb 7:25).

Hebreos 9:28

Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para quitar los pecados de muchos. La segunda vez, ya sin relación con el pecado, aparecerá para salvación a los que lo esperan (Heb 9:28).

1 Pedro 1:8-9

A él lo aman sin haberlo visto. En él creen y, aunque no lo vean ahora, creyendo en él se alegran con gozo inefable y glorioso, obteniendo así el fin de su fe: la salvación de su vida (1 Pe 1:8-9).

1 Juan 4:14

Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo como Salvador del mundo (1 Jn 4:14).

Apocalipsis 7:10

Aclaman a gran voz diciendo: “¡La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado sobre el trono, y al Cordero!” (Ap 7:10).

Apocalipsis 19:1

Después de estas cosas, oí como la gran voz de una enorme multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! La salvación y la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios (Ap 19:1).

Lee También: 37 Versículos Bíblicos sobre la Resurrección de Cristo.

Te ha sido de utilidad este tema?
[Total: 3 Average: 5]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.